La regla de tres del comercio minorista: Actitud, Innovación y Estrategia

1 “Tu actitud es tu destino”

 Sin duda, solo una actitud positiva y abierta a los cambios nos harán ver, que muchas son las estrategias que podemos aplicar en el comercio minorista, ya que se encuentran dentro de los cuadrantes controlables del análisis DAFO. Sin lugar a dudas, la crisis tiene componentes incontrolables de naturaleza macroeconómica, política y social, pero no siempre sabemos ver las oportunidades que se ofrecen en este nuevo panorama empresarial.

Seguramente que para aquellos comerciantes que siguen obteniendo buenos resultados en sus ventas, la crisis es una situación crítica, y por tanto, muchos de sus componentes son de “naturaleza controlable” por lo que son conscientes de que se pueden emprender acciones para mejorar la situación actual, pero para otros muchos comerciantes, solo ven una situación de amenazas donde “nada pueden hacer” y en su análisis “DAFO mental”, solo ven amenazas de carácter incontrolable que lo van llevando a un destino final….sin duda la crisis también es una cuestión de actitud de los empresarios que se enfrentan a ella.

2 “Si nuestra estrategia empresarial no esta fundamentada en base a la innovación, estamos destinados a fracasar en este nuevo escenario comercial”

 Muchos piensan que la innovación es un concepto abstracto. Otros piensan que innovar es estar a la última o bien poseer equipamiento en todo lo referente a nuevas tecnologías. Innovar es “hacer algo diferente” a la competencia sabiendo que satisface las necesidades de tus clientes y es rentable para la empresa.

3 “Si no sabes a donde vas, da igual el camino que tomes” Lewis Carroll

 La eficacia del comercio minorista pasa inexorablemente por una planificación estratégica que responda básicamente a las siguientes cuestiones: ¿cómo agrupar y presentar los productos? ¿cómo gestionar y organizar la superficie de ventas? ¿cómo gestionar y organizar el lineal desarrollado?

Como dije en mi primer post, el comercio ya no es un simple punto de distribución minorista formado por cuatro paredes, con un mostrador y un conjunto de productos colocados en las estanterías sin un sentido estratégico… hacen falta entre otras cosas una actitud positiva frente a los cambios, innovar constantemente en el punto de venta y planificar en base a una estrategia comercial para lograr el éxito.
.
.
.
.
.
.
.